3,5 miliona żydów ma osiedlić się w Hiszpanii.

Ok. 3,5 miliona Żydów wystąpi o hiszpańskie obywatelstwo i chce wrócić do Europy. Hiszpania z nową ustawą, która ma naprawić krzywdy wyrządzone wygnanym Żydom

13919532815006


Organizacje żydowskie szacują, że ok. 3,5 mln Żydów Sefardyjskich będzie ubiegało się o przyznanie obywatelstwa hiszpańskiego. To efekt planowanej zmiany prawa, które umożliwi im powrót do Hiszpanii, 500 lat po tym, jak ich przodkowie zostali z niej wypędzeni.

Przodkowie Żydów Sefardyjskich, którzy zostali wypędzeni w 1492 r., są coraz bliżej uzyskania możliwości ubiegania się o obywatelstwo po tym, jak Ministerstwo Sprawiedliwości zaakceptowało projekt stosownej ustawy. Informację podała hiszpańska gazeta El Mundo.

Hiszpański Minister Sprawiedliwości, Alberto Ruiz-Gallardon, przyznał, że Hiszpania jest to winna Żydom za wkład w rozpowszechnianie hiszpańskiej kultury i języka.

Alberto Ruiz-Gallardon

Według organizacji OLEI (Organización Latinoamericana España y Portugal en Israel), ta decyzja spowodowała ogromne zainteresowanie w społeczności żydowskiej. Warunek jest jeden: przedstawienie stosownych dokumentów, potwierdzających pochodzenie. Jak podkreśla prezydent organizacji OLEI, główną motywacją jest chęć pracy w Europie oraz więź emocjonalna.

Prasa izraelska chłodzi nastroje, podkreślając, że ustawa nie została jeszcze uchwalona.

W roku 1492 Żydzi zostali wygnani z Hiszpanii dekretem alhambryjskim, a w 1497 również z Portugalii przez króla Manuela I. Osiedli głównie we Włoszech, Holandii, w Maghrebie, na Bałkanach, Bliskim Wschodzie i w Ameryce Południowej. Niewielka grupa w XVI w. dotarła także do Polski, gdzie znalazła schronienie w okolicach Zamościa. Sefardyjczykami określa się Żydów, którzy uszli z Półwyspu Iberyjskiego również w późniejszych wiekach oraz ich potomków, a czasem także wszystkich praktykujących judaizm w obrządku sefardyjskim.

źr. El. Mundo

http://www.elmundo.es/espana/2014/02/09/52f78400e2704e8c798b456e.html

nacionalización de sefardíes

  • El Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley para concederles la nacionalidad

  • Muchos sefardíes de Israel comienzan a tramitar traducciones de documentos antiguos

  • Algunas organizaciones admiten, no obstante, que habrá ‘problemas burocráticos’

Alberto Ruiz-Gallardón, en un acto en el centro Sefardad-Israel en Madrid. EFE

Las asociaciones judías esperan que la aprobación por parte del Gobierno español del anteproyecto de ley para conceder la nacionalidad española a los judíos sefardíes que justifiquen tal condición provoque una avalancha de hasta 3,5 millones de solicitudes, según algunas estimaciones.

El presidente de la Organización Latinoamericana, España y Portugal en Israel (OLEI), Leon Amiras, ha expresado su satisfacción por la reparación que supone para los descendientes de los judíos expulsados de España en 1492, pero “no parece que vaya a poder hacerse bien debido a problemas burocráticos”.

El anteproyecto establece que se concederá la doble nacionalidad tras acreditar la condición de sefardí a través de certificado de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), de consulados con certificado de la autoridad rabínica competente reconocida en su país o como consecuencia de un expediente personal, donde los propios apellidos, el idioma familiar o cualquier otro indicio probatorio así lo acredite.

“La autoridad concedida a la FCJE para decidir quién puede recibir la nacionalidad es una complicación, porque la Federación cuenta sólo con voluntarios que no pueden procesar la avalancha de solicitudes que se presentarán a la vez”, ha indicado Amiras en declaraciones al diario israelí ‘Yedioth Aharonoth’.

Muchos judíos sefardíes de Israel han comenzado a tramitar traducciones de documentos antiguos para demostrar su pasado español, ha explicado una abogada que se dedica a tramitar peticiones de israelíes que solicitan la nacionalidad española, Maya Weiss-Tamir. “La gente quiere trabajar y vivir allí y también hay sentimientos implicados”, ha destacado.

Pero hay dificultades para demostrar la vinculación. “Muchas pruebas se han perdido y por medio ha estado el Holocausto, pero hay gente que tiene documentos de hace muchos años”, ha explicado.

Sin embargo, Amiras ha expresado sus dudas sobre el proceso. “Hasta que vea que se conceden nacionalidades seguiré dudando sobre esta iniciativa. Creo que es un mero gesto de relaciones públicas“, ha señalado.

Puerta de entrada a Europa

Además, Amiras ha señalado que la iniciativa puede ser una puerta de entrada a Europa para peruanos o colombianos con apellidos judíos. “Tienen apellidos judíos, pero que ya no tienen relación alguna con el judaísmo. Para ellos, la ciudadanía española es un billete para un futuro económico mejor en Europa”, ha afirmado.

Otra de las novedades de la ley es que ahora no se exigirá a los descendientes de sefardíes renunciar a su actual nacionalidad, por lo que podrán tener doble nacionalidad. Así, Mordechai Ben-Abir, residente de 88 años de Beersheba (Israel), intentó conseguir la nacionalidad española, pero le pidieron renunciar a su pasaporte israelí.

“Nunca renunciaría al pasaporte. Que ya no se exija renunciar a él es un gran logro. Me agobiaba esta cuestión y creo que con la obtención de la ciudadanía española se corrige un error cometido con los judíos sefardíes“, ha añadido Ben-Abir, que con su doctorado, obtenido a los 82 años, completó su arbol genealógico hasta el año 1200.

No comments yet.

Leave a Reply

Intronizacja
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE